La historia

Arte carolingio


El arte estuvo muy influenciado por las culturas griega, romana y bizantina. Cabe destacar la construcción de palacios e iglesias. Las iluminaciones (pequeños libros con muchas ilustraciones, con acentos dorados) y relicarios (recipientes decorados para contener reliquias sagradas) también marcaron este período.


Iluminación de Carlomagno siendo coronado por el Papa León III (año 800)


Relicario

Debilitamiento del imperio

Carlomagno murió en 814. Fue sucedido por su hijo Luis el Piadoso, que gobernó hasta 840. Los hijos de Luis disputaron durante tres años la sucesión del imperio. En 843, por el Tratado de Verdún, el Imperio Carolingio se dividió en tres reinos distintos, siendo la parte occidental Carlos el Calvo; la parte oriental a Luis el germánico; y la parte central de Lothair.


Fuente: //www.juserve.de/rodrigo/atlas%20historico/atlas%20historico.html

La ruptura del Imperio carolingio puso fin al intento de unificar Europa occidental bajo el mando de un solo monarca cristiano.

El imperio carolingio hoy

El Imperio Carolingio corresponde a los territorios de Francia, Bélgica, los Países Bajos, Alemania, Suiza, Austria, Hungría, Eslovaquia y la República Checa, así como a los territorios del norte y centro de Italia, parte de España y el norte de la península de los Balcanes.